PROPÓSITOS

Mañana día 31 de diciembre cerramos un año lleno de emociones y experiencias personales para todo el planeta, desde Samoa- Kiribati ( Pacífico Sur) a Islas Howland (EEUU).

Un ejercicio muy común es aprovechar esta fecha para proponernos propósitos para el nuevo año. De manera natural formulamos deseos para la nueva etapa y la pregunta sería…¿los llegamos a conseguir?

Un año representan 365 llenos de grandes momentos y todos ellos nos hacen sentir vivos. Decir o afirmar (mejor dicho) que el año ha sido en general Bueno o Malo…yo lo modificaría parcialmente. ¿Quién obliga a poner una etiqueta global al año? El año puede haber sido malo o muchas veces es que hemos tenido respuestas No esperadas? En función de ello…cerramos la etapa / período con esa idea sin darnos cuenta de ello.

 

Aquellas personas que consideráis el presente año 2014 como “malo”…yo os pregunto….seguro que habéis sentido alegría en algún momento, felicidad, excitación, enfado, ira, y muchos otros sentimientos versus momentos / personas o situaciones, y de ello han surgido soluciones, sonrisas o quizá nuevas experiencias mejores que las anteriores.

Nacimientos de niños próximos a nosotros, un proyecto de trabajo ganado, conseguir un empleo, enfermedad curada, viajar a un sitio nuevo, conocer a una persona especial, conocer a alguien totalmente diferente a nosotros, leer un buen libro, ver esa película tan esperada, una sonrisa de una persona desconocida, un abrazo, una canción, un concierto, una boda, un beso, un perfume, una cena, una comida, un amor,….y muchas otras cosas que nos han pasado y nos pasan y que nos hace sentir vivos….todo ello seguro que también ha estado en este año…a qué si?

 

Os propongo realizar un pequeño ejercicio personal y es pensar en el año 2014, en las cosas que nos han pasado y sobretodo aquello que nos ha sorprendido (tanto positiva como negativamente). De ello poder observar que tenemos de todo en nuestra vida y nuestro año. Como las estaciones del año….verano, primavera, otoño e invierno….temporadas de más o menos frio, calor,  y otros cambios….los cuales también tienen su repercusión en nuestra persona y estado emocional.

 

A partir de aquí  a DESEAR para el próximo 2015 …desear es bueno y saber como llegar a esa meta aún mejor. Se puede conseguir seguro pero hay que poner de nuestra parte de manera activa.

Un consejo por mi parte….rodearos siempre de personas que os  valoran, quieren, aprecian y que ese sentimientos sean recíprocos.

De nosotros también depende de qué el próximo año sea grande, bueno y provechoso. Recordad….TODO SUMA.

A por los propósitos / deseos y a por ese gran año nuevo!!!

 

Sandra Morera

Psicóloga, Diseñadora & Realizadora de experiencias vivenciales

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *