PACIENCIA LA MADRE DE LA CIENCIA

Paciencia la madre de la ciencia , la popular y muy real frase forma parte de nuestro vocabulario diario…pero cuántos nos hemos parado a pensar en su significado real?

Curioso utilizar una expresión y además certificarla con nuestra experiencia pero no saber aplicar su significado.

Todos sabemos que en la ciencia…hay que seguir unas normas, pautas y patrones científicos para poder confirmar, verificar y constituir nuevos principios o premisas para poder avanzar a nivel de la medicina, tecnología…etc….y todo ello implica tiempo y paciencia.

El tiempo de espera a qué algo ocurra no siempre es el que deseamos. La impulsividad y a veces las ganas de tener un resultado…nos precipita muchas veces y puede hacer que se tomen decisiones no adecuadas o actitudes no correctas.

El “saber esperar” es una virtud hoy en día. La era digital i de la información en la que vivimos que la velocidad prima nuestra vida, pendientes de cuantos gigas teléfono, o nuestra red Wi-fi,  fibra óptima ….todo ello hace que la paciencia sea casi inexistente..cuando somos seres humanos y sabemos que todo requiere su tiempo (más o menos, pero siempre tiempo).

Las personas que tienen más paciencia aparentemente aportan cierta estabilidad, tranquilidad y equilibrio aparente. ¿Eso no significa que éstas no dispongan de un smartphone de última generación, que no vivan en nuestra ciudad o incluso que no tengas nuestras mismas preocupaciones?

Acostumbra a estar ligado a nuestra propia persona. Aquellas cosas que creemos que dependen directamente e incluso únicamente de nosotros, no tenemos paciencia y por ello no sabemos esperar y algunas veces nos precipitamos pensando que una rápida reacción conlleva a unos resultados correctos / aptos o incluso exitosos. Os diría que no siempre es así, y todos tenemos ejemplos en la mente. Ante cualquier situación preguntaros….esto cuánto tiempo implica? Sé esperar? Yo puedo hacer algo relevante para tener el resultado antes de lo previsto o para que éste sea el mejor posible?

Cuando nos examinamos y nos dicen que los resultados estarán en 10 días…..O en la cocina, las recetas del guisado o cocido, utilizando incluso un robot de cocina el tiempo tiene que pasar para su debida y correcta cocción ….¿esperamos?

 

¿Es posible equilibrar todos estos conocimientos…poder ser paciente cuando la ocasión lo requiera y a la vez poder apreciar aquellos sistemas de la vida del siglo XXI que nos proporcionan rápidamente información?

Y tú ¿tienes paciencia?

 

Sandra Morera

Psicóloga, Diseñadora & Realizadora de experiencias vivenciales

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *