COOPERACIÓN – COMPETICIÓN

Hablar de cooperación y competición muchas veces considerado antónimos, y sobrevalorando un término ( Cooperación) versus a otro (Competición). ?

Ser competitivos y cooperativos tendrían que ser parte del mismo proceso de maduración personal y adaptación al medio.

Los dos conceptos son muy buenos y aptos para ser valorados, trabajados y fomentados en nuestro día a día. Tanto en terreno personal como laboral, tenerlos en consideración y aplicarlos puede resultar una muy buena experiencia.

Mediante la cooperación unimos fuerzas entre todos y conseguimos un resultado en la mayoría de los casos muy bueno, adaptable y fuerte. La competición por otro lado crea la puesta en alerta y en “guardia” ante aquello que tenemos en frente. Asimismo competir nos obliga a auto-observarnos, valorarnos, replantearnos muchas veces cambios y /o modificaciones y con ello estar a la altura de las circunstancias.

Si pudiéramos valorarnos en una escala del 1 al 10…en qué grado trabajamos la competición y la cooperación….¿cuál sería el de mayor puntuación? ¿trabajamos correctamente y con todas nuestras posibilidades la competición?¿ y la cooperación en le trabajo y con nuestro equipo?

Observar y conocer nos ayudará a sacar el máximo rendimiento a los proyectos, a las personas que están implicadas así como el beneficio a posteriori de sus resultados.

 

 

 

Sandra Morera

Psicóloga, Diseñadora & Realizadora de experiencias vivenciales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *